Ingredientes:

  • Leche
  • Anilinas de colores
  • Copitos
  • Jabón liquido.

Manos a la obra:

En un recipiente colocamos la leche, luego aplicamos en cada esquina del recipiente un poco de cada una de las anilinas de colores. Posteriormente con un copito comenzamos a revolver la magia y vemos como se van mezclando los colores, para hacerlo mas emocionante le aplicamos a la mezcla unas gotas de jabón líquido y sorpresa… podemos ver como la mezcla se comienza a moverse y sin necesidad del copito esta se mezcla sola. Que divertido.